domingo, 28 de mayo de 2006

El proyector

¡!! El proyector ¡¡¡ aquello sonó como una amenaza, ten cuidado dijo el viejo de barba blanca (larga y cristalina), “aquello que pasa por tu mente, puede aparecer en tu mundo real...”.

Me había quedado dormido a un lado del sendero del bosque, descansando, retomando energías para llegar a la cabaña, donde me esperaba el calor de los leños y el color de la comida caliente.

Allí estaba soñando, según recuerdo en esto del proyector mental, de la pantalla interna.

- Desperté como sobresaltado, recordé el sueño del barbudo y me reí.

Comencé a caminar en dirección al norte. Un sonido extraño me detuvo, mire entre los fríos musgos y los omnipotentes helechos y allí estaba... Merlín, con su barba, su túnica y sus sentencias, aquellas que me acompañan de niño y aún escucho cuando duermo.



Dijo Merlín: “Vamos te acompaño a la cabaña y lo explico una vez más, cuando tú piensas, imaginas o añoras, se genera un proceso mágico en nuestra pantalla mental, que termina flotando en el aire, en el espacio y allí puede ser captada.”

“...Se desencadena un proceso imparable, incomparable, tus sueños se hacen realidad, irremediablemente. Pero cuidado, aclaró, los malos y los buenos, todos ellos...”

"Por ejemplo aquella pecosa con su remera mojada, puede aparecer.", sonreí y comencé a creer en su teoría.

“Pero te advierto, me dijo levantando su voz, la muerte que tanto temes, también puede estar allí.”

¿Qué hago entonces? Si ya sé, solo pienso cosas hermosas y listo.

¡¡¡ Ya está !!! Vino malbec, cartas con mis amigos, amor al atardecer, escribir, disfrutar la sonrisa de mis hijos, una noche fría, el amanecer, algo de música (Eternal Chi) y un rock espeso de Led, el aroma a vainilla... en fin, pienso en todo aquello que me gusta y tema cerrado...

Merlín me preguntó con un dejo de realidad absoluta, "¿Tú puedes dominar tus pensamientos, tus sueños, tu mente?"

¡No! le dije, pero lo intentaré. Por tu maldito presagio, no dejaré de pensar, de soñar, de vivir de cara al viento...



Al llegar a la cabaña, el mago había desaparecido entre los pinos, solo dejó algunos duendes para cuidarme aquella noche.


Mientras revolvía la misteriosa sopa, tan caliente como reparadora, me dije en voz alta (para no pensar)

“Entonces cuando pensamos, imaginamos o proyectamos ideas e ilusiones las visualizamos en nuestra mente...”

Recordé que Aristóteles dijo que “No se puede pensar sin generar imágenes”.

Apoyé mi cabeza en la blanca almohada y comencé a “visualizar para imaginar y tenerte en mis sueños un rato...”


El sol asomó entre las puntillas de las cortinas...

MentesSueltas

viernes, 19 de mayo de 2006

Presagio



En nuestro carnaval privado,
quitaré por fin tu mascara
y nos deleitaremos con un disfraz
de piel, aceites y perfumes…

MentesSueltas

lunes, 15 de mayo de 2006

Palabras “Instantáneas” - Observar y no mirar...

En mis vacaciones en Mendoza, mi hijo sintió un fuerte dolor de garganta y lo llevamos a un hospital...
Mientras esperaba, comencé a observar el edificio con otros ojos, a descifrarlo...
Descubrí un lugar repleto de historias, de dolores, de partos y muertes, de risas y finales.

Pude encontrar y rescatar un costado distinto.
Comparto algunas fotos que tomé y algunas palabras “instantáneas”


Columna robusta,
ya no soporta
el llanto del que sufre.



Puerta de salida
a la entrada
eterna.

La luz necesaria,
la indicada para el sendero
de regreso,
a la luz necesaria...


Reja y rincón,
dolor,
rencor...


Pequeña ventana
de escape
a la nada.
El sufrimiento quedó atrás.

MentesSueltas

jueves, 11 de mayo de 2006

Emoción Noicome

Estoy sorprendido.
Mi Mente Suelta,
Oscila.
Calienta y enciende
Imágenes.
Orada la piedra con tesón.
Nada puede
Alterar mis planes.
Lástima la INTELIGENCIA...



MentesSueltas