martes, 17 de marzo de 2009

El pedido (Mini-Cuento)



- Hola Don Luís, necesito un trozo grande de parmesano, medio kilo de aceitunas negras, dos botellas de malbec, un kilo de pan y 250 gramos de jamón crudo.



- ¿Algo más?


- Si, diez días de felicidad.


- Felicidad no tengo, recién llega mañana.


- Vuelvo entonces… ¿cuanto le debo?


MentesSueltas

93 comentarios:

MentesSueltas dijo...

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

Henry Van Dyke

Shingen dijo...

Está en horas bajas esa felicidad interior, se ha acabado incluso de los supermercados... la exterior acabó hace muchos siglos. Queda un poquito en el refugio del amor, también hay otro poquito en los bebes... verles jugar o darles de comer, ahí encuentro un poquito de esa felicidad interior necesaria, del aliento de la vida.

Felicidad para ti...

Un abrazo

raga dijo...

dónde queda? posteas la dirección por favor? ya casi amanece...

dos besos

Castigadora dijo...

La felicidad, no se fabrica, ni se tiene en stock, hay que trabajarla día a día. Si pudieramos comprarla, creo que en este momento, no tendríamos dinero para ello, es lo bonito de la felicidad que no se compra

Besos

Gittana dijo...

ojala... ojala... ojala fuera real...

moderato_Dos_josef dijo...

Espero que algún día pueda tener esa felicidad interior tan apreciada, la exterior la tengo pero la interior...Es muy difícil. Un abrazo. Espero que todo te vaya bien. Saludos!

Camille Stein dijo...

ojalá pudiera encargarse

me pregunto cuál sería su precio...

pero no importaría abonar una cantidad elevada... a cambio de paz interior se entrega todo...

un abrazo

EMBRUJADA dijo...

Divino ..divino, me hiciste pensar .

Dulcemente EMBRUJADA.

marea@ dijo...

Uff.. tiene precio la felicidad?

unos dicen q sí
otros, como yo, dicen q no

Un beso. Marea@

mia dijo...

y la vida entera para

pagarle a quien la venda!!!

besos

Angeles dijo...

Qué la felicidad llegó Ayer!!!
Lindo cuento:))
Besos.

Fortunata dijo...

Vuelvo entonces.....

Un abrazo mientras tanto

roxana dijo...

Està muy solicitada y deseada y pocos la obtienen! Hay que aprener a sacarla de adentro, pues es algo que no se vende.!
Un abrazo grande y BUENA SEMANA!

Arkantis dijo...

No estaria mal poder comprar la felicidad...pero me temo es imposible..como bien dices esta en nuestro interior solo es saber escontrarla..

Un abrazote

Alba dijo...

Desde luego como estemos a expensas de que otros nos den la felicidad, vamos apañados.

Un beso

© Lilium - Lilith dijo...

La felicidad es l que nos hace ser como somos en realidad, destaca y enriquece el corazón, nos abre la puerta a brillar con nuestra propia luz; la infelicidad refleja nuestra nuestra carencias...por eso es siempre bueno espmerarse por ser feliz:)

Feliz semana;)

Besos!

SAFIRO dijo...

Convengamos que si ya no queda en stock, es por que muchos ya la compraron y la poseen.
Te cuento que yo prefiero crearla, hacerla a mi modo, de pequeños momentos mios. Suele ocurrir que lo comprado, en estos casos, viene con fallas de fabricación, será por que los sentimientos no cotizan en bolsa y la moneda para adquirirlos suele ser falsa y vuelve a la felicidad efímera.

Querido amigo, me llevo algo de los ingredientes adquiridos, dos copas de malbec y me voy al parque a contemplar esta cálida mañana del incipiente otoño, donde veo pasar las últimas golondrinas.
Voy a crear un momento de felicidad, junto a mi hijo mayor que acaba de llegar.

Un gran abrazo y beso

María dijo...

Muy bonito este post.

La felicidad no tiene precio, no se puede pagar con dinero, y si así fuera, el precio debería de ser muy alto, para lo cual, por ello mismo, intentemos aprovechar los bellos momentos, los que nos dan felicidad, esos son los más importantes en la vida, y no tener un vehículo más moderno o un vestido más bonito.

Un beso.

Someone exactly like you. dijo...

Hubiera pagado con todo lo que tengo si alguien me hubiese vendido días como los que estoy viviendo.





:) Ser feliz es gratis,palabra.

My dijo...

:)

yo no me espero a mañana.
bonita reflexion.

un abrazo..

J. Marcos B. dijo...

La felicidad es algo hermoso: cuanto más se da, más le queda a uno...dijo Blaise Pascal, o algo así...

La felicidad es una forma de vida que uno puede elegir o no, y efectivamente solo se puede buscar en uno mismo y no a fuera, y menos comprarla...Es un software que tenemos en nosotros desde que nacemos, solo falta activarlo...y se hace confiando más en nosotros mismos y sonriendo a la vida para que fluya de nuevo en nuestro presente, no es tan difícil...

Bonita entrada amigo, un placer pasar por aquí como siempre, cuando puedo...

fgiucich dijo...

Te felicito por la originalidad. Muy bueno. Abrazos.

Moony-A media luz dijo...

Si se pudiera comprar en el colmado... si la vendieran empaquetada al vacío... habría colas en los supermercados.

Un beso grande.

esteban lob dijo...

...por lo menos llega mañana.


Saludos.

AlmA :) dijo...

quizá pensamos encontrarnos kilos y kilos de felicidad esparcida... a nuestro paso...quizá hay granitos... en el camino...
quizá con unas grandes gafas... la felicidad se vería con mayor claridad...

felicidad para tí
y un abrazo...

isis de la noche dijo...

Pues podremos comprar todo para celebrarla.. pero ella misma no viene en el paquete..

Debe estar esperando ser encontrada en algún rinconcito de nuestro interior, al que nos olvidamos de ir..

o al que no vamos porque no tenemos tiempo, ya que nos la pasamos de tienda en tienda jaja..

un abrazo..

La candorosa dijo...

¡¡Qué maravilloso sería poder comprar emociones verdaderas, valores éticos y morales... felicidad, amor... paz!!!... pero al mercado que voy habitualmente, no tienen.

Abrazos!!

Prince Okami D'aria ---†Bloody Writer†--- dijo...

cuando se tiene felicidad, no hay que esperar nada mas...

pero encontrar la felicidad, nos puede llevar toda la vida.


saludos.

Magah dijo...

No se compra.
Un cuento muy eficaz.
Brillante!!

Amorexia. dijo...

Esa promesa siempre es la misma...

Saludos desde la ausencia.

Chela dijo...

La felicidad no se compra ni se vende. Llega cada mañana con el hecho de vivir, de tener una nueva oportunidad...
Ser, estar, participar...¡vivir!
Esta es la felicidad.

Un abrazo.

Te he visitado en tu blog de fotos. Te he puntuado varias, pero ahi no se pueden dejar comentarios, ¿cierto?

Otro abrazo.

Gabiprog dijo...

Mañana o pasado, siempre atentos cada día... No es cuestión de renunciar a nada.

seo dijo...

deim donde queda esa tienda que me compro una vida feliz

besos

Malena dijo...

¡Ojalá se pudiera ir a una tienda y encargar felicidad! Digo ojalá y yo misma me voy a contradecir porque a veces la felicidad hay que saber ganársela y consiste un muy mucho en esa paz interior que ansiamos y que es el resultado de saber que estamos actuando correctamente.

Esa paz interior que nace a base de darnos al prójimo e intentar en la medida que esté en nuestras manos poner en práctica el verbo Amar. No es fácil pero no imposible. No es una utopía.

Un fuerte abrazo, Mentes.

TORO SALVAJE dijo...

La felicidad es un horizonte que siempre se escapa.

El cuento es genial.

Saludos.

Nanny Ogg dijo...

Me ha encantado el mini cuento aunque alguien debería decirle al comprador que la felicidad está dentro de cada uno y que no se puede comprar.

Me ha gustado este espacio tuyo.

Ah, gracias por visitarme :)

Besos

Єѕтnoм dijo...

Qué fácil, no?

Y a qué precio?

Un abrazo.

Amora dijo...

La felicidad,no es un lugar hacia donde nos dirigimos;La felicidad "es el camino"... Mucha Luz

Be dijo...

La felicidad no es algo q se busca o se alcanza, se disfruta q es distinto xq sólo nace dentro de nosotros mismos.

Un post para apreciar lo q se tiene.

Abrazos!

esperanza dijo...

¿Sirve Don Luis pedidos a domicilio?

Akisuki dijo...

la felcidad viene sola no la compras tu la buscas porque nitas tenerla pepro ella sabe cuando llegar y tocar a tu puerta.

saludos

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Lindo, con un final para pensar. Se podrá encargar ? no lo sé, pero estoy seguro que hay quién te la pueda vender por algún tiempo, y no precisamente en el almacén. Me encantó, me dejo pensando y eso habla de tu inmensa capacidad para redactar. Un abrazo compañero.

Goathemala dijo...

También conocer que la felicidad viene mañana alegra el presente ¿no crees?

Un afectuoso abrazo.

loose dijo...

La felicidad ni se vende ni se compra......Está al alcance de todos, solo que a veces nos negamos abrirle nuestras puertas.

La felicidad es cada momento, cada soplo de aire que inhalamos percibiendo que aún caminamos, que aún disfrutamos del este privilegio que se nos ha otorgado, la VIDA.

Besos.

Mamba Negra dijo...

ojalá se pudieran pedir los días de felicidad de verdad
besotes

Amada Inmortal dijo...

perfecto! lo justo... ni más ni menos... besos

Pedro dijo...

Me encantó la frescura que le imprimes al relatito. Aquí la felicidad se respira a cada momento, por eso es un placer detenerse en tus letras.

Mil besos.

LaU dijo...

vuelvo luego por ella ...


Besos

Gizela dijo...

Genial el cuento.
Qué fácil sería si pudiésemos comprarla en la botica.
Abrazos
Gizz

Raquel T. dijo...

Y estupendo es que la felicidad sea un asunto interno, amigo Mentes, porque si pudiera adquirirse en tiendas y grandes almacenes, los adinerados harían valer su riqueza para agotar las existencias y elevar su precio, por lo que los humildes no tendríamos más remedio que creer tristemente que, en esa situación, el dinero sí que "hace" la felicidad... Lo pienso, pues, y me parece más magnífico aún que la felicidad sea un estado de la mente, fabuloso invento... Estupendo cuento, Mentes, impagable, como la felicidad ;)
Abrazos gratuitos y sin recargos...

Dragonfly dijo...

Cómo??? no tenían felicidad.... pues venite entonces a la abarrotería de por mi casa... allí siempre hay.

Besos ;)

Gorocca dijo...

Como no me diga el nombre de la calle donde venden la fórmula le acribillo a balazos.Saludos!

Isabel Romana dijo...

Qué maravilla si la felicidad pudiera comprarse... Aunque entonces, el sistema capitalista nos la habría amargado y dejaría de ser felicidad... Una historia genial. Un abrazo.

Arianna dijo...

ha sido una feliz casualidad llegar a tu plaza de juegos.
Saludos

Arianna

Adrisol dijo...

mejor así que no se pueda comprar la felicidad, imagina el caos que sería entre los poderosos!!!!!!!!
un abrazo

Ella dijo...

Pues gracias por la visita...Antes de leer el primer comentario aquí, pensé: A mí me quedaron a deber la fecha en que llegaba, pero igual voy todos los en espera de encontrarla.

Pamela dijo...

Dicen por ahí que hay que buscarla con alegría.

Gracias por tu hermosa visita, de veras se agradece.

Mónica Angelino dijo...

Te cabe la idea de poder comprar la felicidad? Te imaginás? los dueños del hambre ya habrían echo un monopolio!!! Suerte que no es así y no digo 10 días, pero yo me sentí feliz en este momento al leer este texto !!!y gratis!!!

Saludos y gracias por llegar a mí y así, haber tenido yo la posibilidad de conocer tus textos

IGNACIO dijo...

La felicidad no se compra, ni se busca, la encontramos nosotros mismos, en cualquier lugar, el resto es para una buena cena...

Un abrazo.

DudaDesnuda dijo...

Ay, nene... cuando tengas tiempo me pasas la dirección de Don Luis???

Besos y calles

Celes dijo...

Qué lindo comprar felicidad
Qué garrón cuando se termina

Lado "B" dijo...

con todos los ingredientes y cositas ricas que fue a comprar aquel hombre... la felicidad va a llegar solita...
solo le faltó pedir compañía para disfrutarla.

un besito, gracias por darte el tiempo y visitarme.

abrazos...desde mi Lado.

TriniReina dijo...

Si fuese tan fácil adquirir felicidad...

Me gustó mucho el micorrelato.

Saludos

David Carrascosa dijo...

A falta de felicidad buenas eran esa aceitunas. Muy sorprendente tu post!1 enhorabuena

Abrazos desde Madrid!!

Visnja Roje dijo...

HOLA AMIGO ME DICEN UNA VEZ AL MES , POR DIOS QUE LES PASA A .LA GENTE DE AHORA QUE NO ES FELIZ CON NADA?¡¡¡SON TODOS UNOS INFELICES¡¡¡,MIRA MENTES YO AUN TWENIENDO UN PARKISON SOY FELIZ, CON PEQUEÑAS COSAS ME CONFORMO, ESTE AÑO FUI FELIZ CON UNA RIDICULEZ ME PUSE BIKINI Y FUI FELIZ CON TEMBLOR Y TODO Y NO CREAS QUE PARECIA UNA VIEJA GAGA, SI QUIERES VISITA MIS ALBUNES EN MESSINGER Y LAS VERAS, FUI FELIZ CUANDO MIMARIDO ME REGALO PARA EL DIA DEL AMOR,SOY FELIZ CUANDO HAGO MIS MANUALIDADES, AH TUS AMIGOS SON UNOS MAL AGRADECIDOS, VISITA MI BLOG , PERO ESTA VEZ HAZ EL COMENTARIO,


UN BESO AMIGO


VISNJA

MentesSueltas dijo...

Querido Antona, he leido tarde tu mensaje... es una pena, pues me hibiese gustado mucho conocerte y recibirte en mi ciudad... no faltara oportunidad, eso espero.

Cuanto daria por haber tomado ese cafe en la Plaza Serrano... en fin.

Te abrazo, mucho.

MentesSueltas

Shalimar dijo...

También regreso mañana ... preciso de "lo mismo".

Divino leer_te.

:)

María dijo...

Feliz tarde en este día internacional de la poesía lleno de primavera.

Un beso.

Salondesol dijo...

Somos el producto de los problemas que vamos resolviendo... los que no podemos, no deben preocuparnos.

Besos soleados.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Buenas tardes desde esta recién estrenada primavera.
Felicidad es la mujer del charcutero...JA;JA;JA.
Cada cual tiene la felicidad que busca y sobre todo la que se encuentra.
Un abrazo.

Supermamá dijo...

Buena cena para empezar...y si de sencillez se cubre la felicidad, me bastaría degustarla con un buen amigo y contar despues como se siente... la felicidad.

Un fuerte abrazo
bss

Ines Motta dijo...

Me gustó mucho el mini-cuento...
A veces no hace falta que tengamos el pan...tampoco las aceitunas...
La felicidad, sí.A lo mejor tenemos que buscarla todos los días...
Vuelvo manãna!
Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Diez días de felicidad....? son demasiados para mantener una sonrisa



Saludos y buena semana!

♥ Veronica Curutchet ♥ dijo...

Yo ahora soy feliz con tan pocas cosas
Pero me gustaria comprar uans vacaciones de 15 dias, ¿sabes dónde puedo hacerlo?


jijiji
te quiero mucho!
Vero

cieloazzul dijo...

Que lindooo!!!!
y que cierto... andamos por la vida queriendo encontrar en otros lo que ya llevamos dentro y hemos olvidado sentir:)
besos querido amigo!
muchos besos!!

Naiba dijo...

No creo que la felicidad se pueda comprar, pero si queremos y nos lo proponemos la podemos regalar.

Besos felices.

Bambú Blanco dijo...

En la preparación de la comida con la compra que has hecho, encontrarás el último ingrediente que ibas a buscar.

Una abrazo. Gracias por tu visita.

LiterataRoja dijo...

Ojalá llegue pronto...

Besos!

PIZARR dijo...

Mentes, veo que por si als moscas tu ya te has rodeado de las monedas chinas de la felicidad.

Te falta el cordelito rojo para unirlas y colgarlas de manera que creen un área de abundancia a su alrededor.

menos mal como dicen algunos de los comentarios que la felicidad no se puede comprar. Sería tremendo. Algunos nos quedariamos sin siquiera probarla.

Prefiero alcanzarla con mis mágicos momentos cotidianos, esos que mis miradas acostumbran a regalarme.

Un beso

PIER BIONNIVELLS dijo...

Jo!.. Me ha gustado mucho este cuento.. Ojala se regalara la felicidad!!..Espero que estes bien..
Te dejo abrazos.

More Baker dijo...

Vaya, tu brevedad tan buena.
Sí, la felicidad viene de adentro... pero de vez en cuando la vida podría regalarnos aunque fueran 5 días de felicidad continua, no crees?
Besotes para ti!

Cathy Pazos dijo...

Que sencillo sería comprarla y regresar por más cuando se acabe.

Besitos

Sureña dijo...

Ojalá fuera así de sencillo :)

Besos

Isabel dijo...

Ojalá la felicidad se pudiera adquirir por dias, y en cualquier establecimiento, pero eso es algo que debemos buscar en nuestro interior. Muy bonito el cuento. Un beso, y gracias por tu visita a mi blog

SAFIRO dijo...

Es verdad, amigo, el otoño anticipa las flores, en esa espera y viendo el paisaje dorado que hoy me ofrece éste, paso a saludarte y desearte unos hermosos e inspirados días otoñales.

Vamos a disfrutarlos como se merecen y nos merecemos.

Un abrazo y beso

Randy dijo...

Bastante alentador en pensar la posibilidad que la felicidad se haya agotado por demanda!

Susy dijo...

Querida,
la felicidad no se puede comprar, quizás por eso pagaríamos con la vida por ella y, a pesar de ello, siempre nos dirá cuando la busquemos: "vuelve mañana".

Gracias por pasarte dos veces por mi blog y por la atención que me pones.

Un abrazo y un placer.

Marina dijo...

Hola! gracias por pasar por mi blog!, hermoso el tuyo también por cierto.
Que hermoso relato, profundo y simple a la vez ... la felicidad hay que saber " verla " en cada momento que vamos viviendo a diario ... no buscarla en momentos escasos y especiales ... pero ... no es fácil.
Nos seguimos leyendo!.

lully desnuda dijo...

Un relato descomplicado que nos incita a la reflexión. La alegría desde el espíritu es base fundamental para construir la pirámide de la felicidad.

Besitos!

Mi nombre es Verónica Rodriguez dijo...

Redondito!!!!!
Y seguro que vuelve mañana!
Tu texto tiene un aroma kafkiano, me recordò a "Ante la ley"
Saludos

SHE dijo...

la felicidad anida dentro de nosotros tienes razòn, es de nosotros mismos donde se genera,
el motor de la vida esta implantado en nuestra actitud hacia ella, ni màs ni menos...

besos

Basquiat dijo...

espero que no se le haya terminado, voy donde don luis

Leonardo "Troncher" dijo...

Lo importante aúnque no la encontremos hoy, es no dejar de volver por ella...
Muy lindo tu blog saludos!