viernes, 13 de abril de 2012

Subsuelo y liberación


Por tu amor,
no reconozco los colores,
el sol no llegó a mis manos
y tu presencia sobre mis hombros
atormentaron mi crecimiento.

Pisando mis sueños
eres letal oscuridad
de un tétrico destino
lento, como una película sepia.
Mis raíces no dan flor,
no puedo crecer.
Estoy a dos metros de la luna
sin escuchar los grillos…

Dedicado a Natasha Kampusch (Austria), ella dijo "No tengo la impresión de que me hayan robado la juventud", no le creo… en fin.
MentesSueltas

Natascha Kampusch (Viena, 17 de febrero de 1988) es una joven austríaca que fue secuestrada por Wolfgang Priklopil cuando tenía diez años de edad, el 2 de marzo de 1998. Permaneció en cautividad por su secuestrador durante más de ocho años, hasta el momento de su fuga el 23 de agosto de 2006. El caso fue descrito como uno de los más dramáticos de la historia criminal de Austria.

10 comentarios:

De cenizas dijo...

Si alcanzar la luna significa perder las raíces del alma, no hay flores ni amor, ni nada.


un abrazo

MaLena Ezcurra dijo...

Profunda tristeza siento ante la punzada que me provoca tu palabra, uno no puede estar a dos metros de la luna sin escuchar la canción de los grillos.

Estoy perdida, lo sé, pero me sirve el anclaje que da el cariño para regresar. :)


Va abrazo .


M.

angélica beatriz dijo...

Letras grises, sin fondo, sin un minúsculo amanecer... enclaustradas en un poema profundo, sin final.

Un beso, mi querido MentesSueltas.

gaia56 dijo...

Conozco este estado que trasmites maravillosamente en tu poema, es brillante.
Un beso.

Guerrera dijo...

"Mis raíces no da flor" hermosa frase pero que triste se siente. Lo entiendo, mis raíces ya no florecen hace mucho tiempo. Triste y agónico tu escrito. Besos desde mi lugar!

MentesSueltas dijo...

Hola a todos... le agregué una aclaración al final, pues el poema está escrito "desde" Natascha quien sufrió un cautiverio increible...

Los abrazo y les agredezco mucho sus comentarios.

Besos

MentesSueltas

Acapella dijo...

Mentes!!! volando por aquí, hace muuucho no venía, la antigua Milonga ahora desde la Acapella.

¿y qué te roban cuando no te raptan?

fgiucich dijo...

La inocencia rota por la locura. Versos que impactan!!! Abrazos.

Aguas Azules dijo...

Como siempre hermosa imagen, va muy acorde con tan excelente post. Sin palabras encantadoras letras a un hecho tan cruel…Feliz día.

MMG dijo...

Muy interesante tu comentario, más en el poema dices que no pudo crecer, yo creo que a pesar de la oscuridad y la fuerza del encierro ella pudo haber crecido sin conocer el infinito, porque la imaginación hace crecer hasta la flor más marchita...
Bueno eso pienso yo...