sábado, 9 de junio de 2012

Sonidos


 Un sonido emigrante
viaja en mis venas,
cada noche.


Se ahoga en el alcohol absurdo,
obsceno
de un recuerdo que no merece
mis lágrimas sólidas.

MentesSueltas

11 comentarios:

pepa Perez dijo...

Los recuerdos malos hay que intentar borrarlos. Las lágrimas hay que guardarlas para otros momentos. Abrazos.

Gizela dijo...

Estamos forjados de emigraciones en vena...
Unas ahogan de tristeza y otras de felicidad...y las lágrimas, siempre son buenas compañeras
Besos y lindo finde

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Muy biene escrito y muy bien ilustrado! Felicitaciones.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga.

Feliz domingo.

fgiucich dijo...

Recuerdos que duelen, a pesar de todo. Abrazos.

Abril Lech dijo...

Controlar las emociones es mas dañino que cualquier recuerdo, y hasta que algo de alcohol. Lo ayuda a perdurar, lo inmortaliza y hasta pueder convertirlo en una queja corporal llamada enfermedad. Yo lloro hasta vaciarme, como quien excorcisa y limpia.
Ese ángel llorando... me mata... tan tierno... el alma que llora se restaura más rápido...

Palmoba dijo...

ohh que bonito!!!

h€Çh!ZërÄ..................... dijo...

las lagrimas son la lluvia del alma..a veces es bueno llorar...=D te abrazo!!! un saludo de siempre...

Hechizera..........

Shang Yue dijo...

si eso es cierto, por qué de dejaste vencer?

angélica beatriz dijo...

Los recuerdos recuerdos son. Los bellos, nos hacen volver a vivir, los otros, dejémoslos exactamente donde están.

Un beso, mi amigo querido.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola amigo, casi no nos hemos conocido y eres uno de mis primeros seguidores.bien, a ver si nos podemos reconciliara !jaja!! soy mujer de buen humor.
Mira...En mi blog dedico a mis poetas y escritores mi post. Es para daros un reconocimiento a vuestras bellas letras y estimularos a que nunca dejéis de escribir. El mundo, necesita la poesía, las letras que lleven al hombre a la luz de una mejor realidad.
Hay un PREMIO DE ORO, me agradaría que te lo quedaras.
Con ternura te dejo mil besos.
Sor.Cecilia