lunes, 21 de noviembre de 2005

El Bambú Japonés


No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se para impaciente frente a la semilla sembrada y grita con todas sus fuerzas: "¡Crece, maldita seas!"

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo trasforma en no apto para impacientes: Siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto, que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un periodo de solo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros!

¿Tardó sólo seis semanas crecer?
No. La verdad es que se tomo siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.


Sin embargo, en la vida cotidiana muchas personas tratan de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que este requiere tiempo.

Quizás por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiran a resultados en corto plazo, abandonan súbitamente justo cuando ya estaban a punto de conquistar la meta.

Es tarea difícil convencer al impaciente que sólo llegan al éxito aquellos que luchan en forma perseverante y saben esperar el momento adecuado.


De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creeremos que nada está sucediendo. Y ésto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés, y aceptar que -en tanto no bajemos los brazos, ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos-, si está sucediendo algo dentro nuestro: estamos creciendo, madurando.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando este al fin se materialice.

"El triunfo no es mas que un proceso que lleva tiempo y dedicación. Un proceso que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros. Un proceso que exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia".


Cuento tradicional Japonés

10 comentarios:

Nostak dijo...

Este último párrafo me ha recordado a algo que leí no hace mucho de un autor de comedia griega clásica (del que no me acuerdo el nombre).
"A escribir se aprende escribiendo."

gracias por el enlace

Lunarroja dijo...

Está claro que la impaciencia no es una buena compañera de viaje.
Todo en la vida necesita su tiempo, sin prisas..., a veces también sin pausas.

Anónimo dijo...

Uno debe saber esperar.

MentesSueltas dijo...

Porque existen mensajes ANONIMOS. Es tan simple hacerse cargo de una opinión. Justamente hablando de crecer...

Karl Andrews dijo...

Y lo mas triste es que he abandonado muchas veces proyectos que he dado por perdidos y despues se le dan a otros. Que no estan mas que cosechando el fruto ajeno...Triste pero real!!!

Excelente Post!
Karl

Tynuar dijo...

Excelente post, estoy totalmente de acuerdo, cuando me preguntan como ando? respondo: "tirando para no aflojar, y aflojando para que no se corte", continuamente esforzandome sin esperar nada a cambio.

La senda dijo...

Guauuu, me encantó la información referente al bambu, siempre fué una planta que me llamó la atención y en parte me gusta como es, por su sencillez, ahora tan de moda ...

Zen , etc... suelo verlo en películas orientales como,
la casa de las dagas voladoras, trigre y dragon, hero, etc

saludos

pd. ahh y gracias por tu links ; )

La senda dijo...

referente al mismo tema pero mirando el lado espiritual,

es cierto lo que dices,

debemos buscar en nosotros mismos y observar en el camino que recorremos con calma....

no es natural querer aprender sin observar, sin contempar y con prisas por llegar a un lugar que quizás no veas....

siempre es preferible cuidar lo que tienes a tu alrededor y valorarlo, aunque sea la base de la montaña, que querer subir rápidamente a la cima, sin haber comprendido que antes debes saber cosas que hay justo en la base....

abrazos

Anónimo dijo...

Keep up the good work » » »

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... Bras com Sales financial planning http://www.rhinoplasty-surgeons-in-michigan.info http://www.levitra-7.info antivirus software credit cards penis vitaline vitamins how to repair hotpoint clothes dryer dance music kid Full roulette counter v.1.0 Best phentermine price sale pharmacies buick grand