viernes, 6 de enero de 2006

La misma hoja, otra mirada...

El sol bendijo,
la llegada del otoño
y la distinguió.

Por eso caminante,
distraído y fugaz,
presta atención,
a la señal del camino.

El sol bendijo,
la llegada del otoño,
y puso a tu disposición
la hoja diferente.

Hoja con un mensaje,
oculto, misterioso,
sabio y a la espera
de la revelación final.

Allí está,
si la miras con el alma.



MentesSueltas

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No todos vemos la hoja diferente y perdemos tiempo y amores.
Muy lindo.

DINOBAT dijo...

Si buscamos encontramos...pegar la nariz en los cristales, lo hemos olvidado....

Julio dijo...

Saludos!
Puedes linkearme, por supuesto!
Nos iremos conociendo!
Estoy de acuerdo en tus planteamientos. También me parece muy importante el conocimiento esencial. Conoces a mucha gente todos los días, la ves, hablas con ella, y no compartes de manera tan íntima, esencial, como con compañeros de la red.
Sin duda, hay algo especial en este tipo de conexión. Se centra uno más en el contenido, en lo que se es.

DudaDesnuda dijo...

El mensaje es claro si el observador presta atención.

Besos y señales.

TheoSarapo dijo...

un saludo desde España. Adelante con la propuesta.

la innombrable dijo...

Así hay que mirar la vida...las cosas tienen su propia energía y es con ella con quién juegan...hay q dejar de mirar y empezar a VER,OBSERVAR.
Buena vibra!
Johanna

Cristal dijo...

¡Que bello! Si, así debe de ser siempre, mirar con el alma, no hay otro ángulo para Ver.
Gracias por tus letras.
Un cálido abrazo

Bohemia dijo...

A veces hay que pararse a mirar, me ha encantado este post, me ha llegado...