miércoles, 15 de febrero de 2006

Visión de la rutina

Todas las tardes de otoño, esas en la que el sol desaparece del horizonte de edificios, mucho más rápido que de costumbre. Todas esas tardes de otoño, pasaba el señor del maletín negro.

Rumbo al norte, a los límites de la ciudad. Era algo increíblemente exacto. La vereda, su traje, el maletín y su verdosa presencia, eran una sola imagen que se repetía, como en un encantamiento cotidiano.


Llamativo, sereno, parco y con la mirada puesta en el final de la calle. A esa altura la calle “Buenaventura” tiene un declive pronunciado.

Siempre lo observaba como desaparecía por el desnivel propio del suelo. Es decir mi juego era, seguirlo con la mirada hasta que el tipo desaparecía en el horizonte, como derretido en las baldosas...



Yo me sentaba todas las tardes, en la misma mesa del bar, con una visión privilegiada, que como en una película sin fin, me permitía contemplar este extraño habitante de la ciudad.


Luego, cumplido el ritual, terminaba mi cerveza, masticaba el ultimo maní y me iba a casa, pensando generalmente en el automatismo del caballero otoñal.

Al pagarle al mozo, pensaba irremediablemente lo mismo, que hombre raro con su maletín, solo y su escasa rutina.


Me reía y dejaba unas monedas en la mesa.
A las pocas calles ya me olvidaba del Sr. Verdoso.


Una tarde como tantas otras, al pagar la cuenta, escucho el dialogo de dos muchachos sentados en la vereda que decían... “este es el tipo raro, lo ves...”


Todas las tardes se sienta en la misma mesa, mira a la gente, paga, se sonríe, deja unas monedas y desaparece.


¡ Que rutinario y solitario... ¡


MentesSueltas

33 comentarios:

mi otro yo dijo...

Cambio aburrido por misterioso y rutinario por sensible.
Sentarse y escuchar más alla de nuestros pensamientos.Describir esas tardes es delicadamente lindo.
Saludos!

AZUL dijo...

Me gusta el cambio....y lo que estas escribiendo...mil bikiños.

AZUL dijo...

Me gusta el cambio....y lo que estas escribiendo...mil bikiños.

Antonia Katz dijo...

Siempre hay alguien que a su vez nos está observando. Ves? Un abrazo

vylia dijo...

Es lindo saber que para alguien resulta enigmática la presencia de otros, aunque sea por una inexplicable soledad.

Paxzu dijo...

muy foucoultiano, insisto tenés en tu escritura algo muy particular y que lleva casi siempre a ese autoexámen.

Muy buen post!

SoLo bUsCo sEr yO... dijo...

lo que para nosostros puede llamarse "normal" para otra persona es raro, enntonces yo digo que todos (as) somos raros (as) porque nadie en el mundo va a ver las cosas de la misma manera...

muy profundas tus letras...

TT dijo...

Muy bueno. Y muy cierto también.

YUME dijo...

al mismo tiempo, no es maravilloso reconocer alguien por sus costumbres y rutinas?
mi año nuevo, por ejemplo, es ritualistico segun la cultura japonesa...siempre sé exactamente lo que va a pasar en este dia en la casa de mis padres...pero no consigo resistir a su encanto...justamente porque sé que un día...un día... esto no será más posible...

saludos, distante amigo

Kat dijo...

La rutina consume..... tristemente no nos damos cuenta...

Besos,

Kat

pedazodecaos dijo...

Descubriendo por primera vez tu espacio me has pintado una sonrisa en la cara. Mucho me gusta lo que he leido hasta ahora.
Un saludo

chocoadicta dijo...

Que curioso el post. Mientras el personaje observaba al misterioso hombre, otros le observaban a él de igual modo. Supongo que es la vida, observamos en los demás lo que y nos llama la atención lo que ni siquiera vemos en nosotros por cercanía. Siempre en busca de un misterio nuevo...

Antonia Katz dijo...

Nota: colgué mi propia interpretación del sueño para poner fin a la polémica. Ojalá la leas. Un abrazo

Bohemia dijo...

un mundo que observa...
Buen relato...

mixtu dijo...

si observaste mui bien lo quotidiano
muy bien
besitos ed portugal

Princesa dijo...

Mágico leerte! Siempre tan profundo lo que escribes, y tan diferentes los textos.
Besos de lectora fan :)

El Navegante dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
AnaMaría dijo...

A veces me entretengo imaginando la vida de la gente que veo en la calle. Divago sobre sus infancias, sus traumas, sobre lo que piensan mientras los miro.
Me llena de insana alegría pensar que alguien se detiene a imaginar pasados impensables sobre mí.
Es como una cadena de interpretaciones que tienen como único respaldo científico un movimiento corporal dudoso o una rutina inentendible.

Gracias por tu visita, me ha gustado mucho leerte. Si no te molesta, te agregaré a mis links.

Besos,
AnaMaría.

El Navegante dijo...

MENTES SUELTAS:
excelente la paradoja del relato,siempre, insisto, como pintado.
Parece ser que a veces tal como tú lo planteas ene sta historia somos asi inocentes diría yo, esclavos de nuestros propios misterios, de nuestras propias actitudes e soledad, donde nunca se termina de saber, como en este caso tan inteligentemente plasado, quién ha sido el verdadero tipo raro.
Hasta uno se puede plantear, y por qué no, que lo mismo pensó el señor dle maletín, cuado alguna vezx, de reojo, te víó carpeteando.

No recuerdo sinceramente, si te agradecí el honor de estar linkeado en tu casa.
Siemrpe es buena la cais´no para ahcer un brindis, salud entonces y muchas gracias (no, si te ibas a tomar solito el vino del viaje)
Un fuerte abrazo.

MentesSueltas dijo...

Mil gracias a todos... Son demasiados generosos.
Un amplio abrazo
MentesSueltas

gota de tinta dijo...

hola mentes sueltas...

me encantó!!!!, uno piensa que los otros son los raros, (o los protagonistas, o los graciosos).....y otros lo piensan de uno, porque en cierto modo, uno lo es.

me recordo a la pelicula de "los otros",donde nada es lo que parece, ni los fantasmas ni los vivos....

todo es relativo

besitos!!!!!y que tengas un bellísimo fin de semana, lleno de "personajes citadinos extraños" debajo de tu propio techo, jejejeje

Darilea dijo...

Para lo que para uno es simplemente rutinario, para otros puede parecer estabilidad.
Besitos.
Muy buen post.

azzura dijo...

Eres muy buen observador o observadora ;) que eso no lo tengo muy claro.
Es un post magnífico, lo disfruté..
Que pases un buen finde y un beso!

NAHIR dijo...

""""Siempre queda un poco de perfume, en las manos de quién entrega ROSAS""""...abrí, leí, y al comentar, desvié la vista, y allí estaba éste bello escrito......y sabes...aunque muy, muy, alejada de los blogs amigos, y del mio propio, me encantó tu comentario, y vine, mientras leía, sobre el rutinario hombre pensada, en tu misma rutina, y al terminar....bueno....pero como uso esencias de Rosas, y en todo mi ser hay aromas a rosas, te digo que dejo junto a millones de brazos de osos un corazón lleno de rosas para ti, con amor, y energias....hoy pocas, ya que tuve un mal pasar con mi esposo.....y sentí por primera vez "miedo", a perderlo, YO QUE PUEDO CON TODO...JAJAJA....SENTÍ MUCHO MIEDO...y ahora que lo escribo vuelvo a llorar....Qué tonta que soy....no sabía que lo amaba tanto......Te quiero mucho mente expectacular......abrazos de amor a tu corazón...silvia-NAHIR

Meigo y Druida dijo...

Buena observaciojn. ¿Te das cuenta cuantas veces hemos pensado algo de alguien, creando un prejuicio, y que en ocasiones, incluso puede crear algo de fama no cierta?. Yo le he vivido y he aprendio a no juzgar ni pensar las cosas de los demas.
Sigue con esa mente tan suelta. Por cierto tus tankas son estupendos y yo, que he sido victima de esta cadena, que aunque como tu dices puede parecer esclavitud, a mi, esta y otra experiencia me ha acercado mas a personas que seguramente no conocere jamas, y eso me ha gustado, me he sentido mas libre.
Estoy intentando recopilar los que se han publicado y ponerlos en un post, te pido permiso para poner el tuyo. Un abrazo

Isisi Isino dijo...

Un día un perrito pasó por mi lado y pensó de mi: pobre niña triste que camina sola bajo la lluvia. Se acercó a mí y, en su singular manera de entregar cariño, se secó su cuerpo con un tiritón, dejándome toda mojada. Yo desperté de mi inercia y lo reté diciendo: !!perro malo!!!, y él pensó: !ahora sí que está feliz!

Me gustó mucho tu texto y tus palabras... gracias por tu post.

Muchos saludos

Amanda dijo...

quede conectada con tu relato... amanda suele sentarse en algún café del mundo, los fines de semana a eso del mediodía, algunas veces esta triste otras esta radiante, en cualquier caso siempre espera su retorno, mientras tanto se queda rutinaria y solitaria, aunque la vida este llena de gentes busca ese pequeño espacio...

saludos

Boira dijo...

Me gusta observar el mundo que discurre delante de la ventana de un café. Es uno de mis placeres favoritos.
Observar la rueda de la vida, sin darnos cuenta de que somos parte de ella.
Hermoso relato. Un abrazo.

Opalo dijo...

Hola:
Yo suelo hacer tambien ese tipo de observaciones y definitivamente uno saca valiosas conclusiones sobre la condicion humana.
Muy buen post, me gusto mucho.
Saludos

incondicional dijo...

Interesante y bello relato, me ha traído a la mente una expresión popular que dice : "Medio mundo se ríe del otro medio", yo lo cambiaría por "observa".
Saludos.

Anónimo dijo...

Jjajaaa!!!

ETERNO DESPISTE dijo...

Me recuerda un cuento que no puedo recordar,eso de observar a los demás es más común de lo que creía..no eres el único..gracias por tus palabras en mi blog

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP »